Autoaprendizaje
Comments: 0 0

El tiempo invertido en auto-aprendizaje es igual a crecimiento profesional

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Text” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font_size=”17″ text_line_height=”2.5em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Parece sorprendente que hace apenas un par de décadas la única forma de seguir alimentando nuestro conocimiento era acudiendo a un salón de clases o una biblioteca. La penetración que ha tenido Internet y los negocios que se han formado alrededor de esta red nos permiten hoy en día empaparnos de conocimiento en el tema que más nos interese.

En una época donde la innovación cambia industrias completas de la noche a la mañana y donde lo establecido deja de ser vigente en poco tiempo, no podemos darnos el lujo como personas de dejar de aprender algo nuevo todos los días. Los conocimientos y habilidades que el mundo de los negocios le exige a un individuo constantemente cambian, evolucionan e involucran distintas áreas de conocimiento. Si eres un ingeniero en sistemas, no basta con saber sobre arquitectura de sistemas informáticos, los negocios actuales requieren conocimientos de ventas, de administración de proyectos, habilidad en el manejo de la comunicación oral y escrita, habilidad para resolver conflictos, manejo del idioma inglés, entre una gran lista que un profesional competente deberá cumplir.

La pregunta es ¿cómo adquirir todos estos conocimiento y desarrollar todas esas habilidades? Lo primero a tomar en cuenta es, que no es una tarea fácil. Aunque Internet pone a nuestra disposición todo el conocimiento del tema que decidamos aprender, nos vemos involucrados en una dinámica de auto-aprendizaje, lo que a su vez significa ser responsables, ordenados y disciplinados con nosotros mismos.

Cuando acudíamos a la universidad, de antemano sabíamos que había reglas, horarios, calificaciones, trabajos y asistencias que debíamos cumplir. Y en su mayoría, cumplimos. Tal vez el simple hecho de acudir a una institución formal como la universidad nos obligaba a ser responsables y disciplinados. Ahora que podemos tomar un curso por Internet, a muchos de nosotros nos escasea esta disciplina y responsabilidad. Seguramente más de uno que está leyendo esto les ha pasado que están inscritos en una decena de cursos, tanto gratuitos como de paga, y sin embargo no logran terminarlos.

El auto-aprendizaje es el camino más adecuado para seguir creciendo profesional e intelectualmente, por lo que debemos ser proactivos y tener iniciativa propia para buscar información de nuestro interés, formar hábitos positivos de estudio, ser disciplinados con nosotros mismos, responsables como si estuviéramos en la clase del profesor más duro de la universidad y mantener todo esto como un proceso constante que nunca en nuestra vida debe terminar.

El conocimiento está ahí al alcance de todos, al igual que los cientos de distracciones que encontramos en nuestras redes sociales. Es decisión de cada individuo mantenerse o no, en un constante proceso de auto-aprendizaje que lo mantenga relevante para el mundo de los negocios actuales.

Sobre el autor: Omar García

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Comentarios

comentarios

Volver