Volver

No dejes pasar la oportunidad de hacer una retrospectiva anual

| 4 diciembre, 2019 | 0 Comentarios
Retrospectiva de cierre de año

Por: Omar García.

Estamos a unos días de terminar nuevamente un año y me parece un momento oportuno para que los equipos de trabajo, ágiles y no ágiles, se den un tiempo para poner una pausa en la acelerada operación en la que están inmersos día a día, para hacer una retrospectiva que los encamine a mejorar de cara al siguiente año.

En la filosofía Ágil las retrospectivas son las reuniones que se llevan a cabo al terminar un sprint, iteración o liberación. La siguiente definición de Diana Larsen nos permite comprender mejor estas reuniones: “Es una reunión especial en la cual un equipo decide hacer una pausa para reflexionar sobre el trabajo realizado, ver qué lecciones pueden capitalizar y decidir cómo aplicar lo que aprendieron en su futuro cercano.”.

¿Qué no es una retrospectiva?

En primer lugar, una retrospectiva no es una búsqueda de culpables. En un ambiente de trabajo sano, el personal no percibirá las sesiones de retrospectiva como algo negativo, donde tiene que defenderse y repartir culpas. Todo lo contrario. Las retrospectivas deben ser percibidas como una oportunidad para mejorar.

En los proyectos más tradicionales, las retrospectivas se llegan a dar, en el mejor de los casos, al finalizar el proyecto, en las llamadas sesiones de lecciones aprendidas, aunque este tipo de sesiones igual nos permiten recabar información útil para próximos proyectos, la oportunidad de mejorar en un futuro cercano es más complicado.

Recomendaciones generales para sacar provecho de las retrospectivas

Una retrospectiva exitosa toma en cuenta que la conversación es la mayor parte del valor, por lo que es de vital importancia contar con un facilitador experimentado que sepa guiar la discusión para que el equipo genere ideas sobre cómo mejorar y reorientar la conversación cuando los participantes comiencen a divagar.

Estas son algunas preguntas básicas que de forma individual los participantes de la sesión retrospectiva deben reflexionar y contestar:

  • ¿Qué salió bien este año?
  • ¿Qué logros conseguimos?
  • ¿En qué queremos mejorar?
  • ¿Qué deje de hacer y quiero realizar el siguiente año?

Al finalizar la sesión, el grupo debe llegar a elementos de acción concretos, con sus respectivos responsables asignados para darles seguimiento. De lo contrario, corres el riesgo de que sea percibida como una pérdida de tiempo, una reunión más en la cual se habló mucho pero no generó ningún beneficio.

Conclusiones

Los líderes ven en las retrospectivas una herramienta de aprendizaje que guía a los equipos a través de una reflexión en la que primero se recaba información, después se generan ideas para mejorar y luego se desarrollan planes de acción concretos para implementar las mejoras.

Lo bueno de todo esto es que no necesitas forzosamente estar trabajando con un equipo ágil, en iteraciones o sprints, para reflexionar retrospectivamente. Puedes aprovechar los beneficios de las sesiones de retrospectiva este fin de año o en cualquier momento, cuando sientas que tu equipo está estancado y el trabajo no fluye, cuando el equipo consigue alcanzar un hito importante o a intervalos regulares para darle la oportunidad a tu equipo de mejorar.

En un siguiente artículo te brindaré algunas recomendaciones más concretas para llevar a cabo tus sesiones retrospectivas.

Comentarios

comentarios