Suscríbete


Gestión del tiempo pomodoro
Comentarios: 0 0 Fecha de publicación: 18 Junio, 2019

La técnica pomodoro, una receta ágil para la gestión del tiempo

Por: Ivette Rosales

Hay días en que nos cuesta trabajo concentrarnos en alguna lectura, tratamos de terminar esa tarea que sabemos debemos realizar y de pronto revisamos los mensajes de nuestro celular a cada cinco minutos, divagamos en las redes sociales, empezamos a sentirnos cansados y con esa sensación de bloqueo, cuando nos damos cuenta, ¡oh no! ha pasado ya un largo periodo de tiempo, hemos desperdiciado parte de nuestro día y cuando por fin queremos terminarlo, el tiempo parece alargarse, se hace tedioso y cansado.

Si te sientes culpable por caer en la procrastinación, debes saber que existe un método que te ayudará a la gestión del tiempo, a ser más productivo y sentirte menos estresado, se llama la Técnica Pomodoro, que surgió a finales de la década de los años 80 y fue desarrollada por Francesco Cirillo, quien vivió este problema cuando era estudiante en la universidad.

La técnica pomodoro consiste en fraccionar tu tiempo de trabajo cada 25 minutos, a lo que llamaremos pomodoros, en los cuales solo estarás enfocado en terminar tu labor. Y terminado el tiempo tomarás un pequeño descanso de 5 minutos, que te permitirán estar menos presionado y tu cerebro estará más relajado, además de que tu estado de ánimo será mejor y estarás listo para el siguiente pomodoro. Cada cuatro pomodoros puedes tomar unos minutos adicionales de descanso, en los cuales puedes ir por un café, levantarte y tomar un respiro, ese es el secreto que te ayudará a ser más productivo.

Antes de comenzar a usar esta técnica, debes hacer un pequeño listado de tareas o actividades que realizarás en cada lapso, toma algunos minutos para hacer una recapitulación y revisar lo que ya trabajaste. Trata de establecer pequeños objetivos que puedas cumplir al finalizar cuatro pomodoros y márcalos en tu lista.

Su creador Francesco Cirillo, tomó como ejemplo los pequeños relojes de cocina en forma de tomate, quiso implementar una forma de estudio que le permitiera concentrarse todo el tiempo posible sin sentirse cansado y tener la satisfacción de tener el trabajo completo al finalizar el día, hoy en día no es necesario tener ese relojito rojo, podemos usar algún temporizador o alarma digital que nos indique cuando haya terminado el tiempo establecido y que es hora de un relax.

 Algunas ventajas de utilizar esta técnica, son reducir los errores por falta de concentración, aprenderás a simplificar y organizar tus tareas, te sentirás motivado y sobre todo no más trabajo bajo presión, además puedes aplicar esta técnica de manera individual o en equipo.

Esta pequeña y fácil técnica de gestión ágil del tiempo te ayuda a cumplir tus objetivos, en esos días cuando sientas que la carga de trabajo es mucha, recuerda que los tiempos de descanso no son acumulables ni tampoco puedes eliminarlos, trata de dejar a un lado las distracciones por pequeñas que sean cuando estás dentro del pomodoro, y si llegarás a caer en la tentación recuerda que al terminar el lapso de tiempo tendrás unos minutos para revisar tus mensajes o echar un vistazo a tus redes sociales.

Comentarios

comentarios