Ya es hora Directores de Proyectos Profesionales
Comments: 0 0

Ya es hora de contar con Directores de Proyectos Profesionales

Si todas las organizaciones ejecutan proyectos, ya es hora de contar con directores de proyectos profesionales. Todas las organizaciones ejecutan proyectos. Desgraciadamente, en muchos casos, estos proyectos son gestionados con las mejores intenciones, pero sin un respaldo profesional de buenos conocimientos y herramientas.

¿Qué es la dirección de proyectos?

De acuerdo con el Project Management Institute PMI:

“Es la aplicación de conocimientos, habilidades, herramientas y técnicas a las actividades del proyecto para cumplir con los requisitos del mismo”

Una gran parte de estas habilidades, herramientas y técnicas se describen en la Guía PMBOK®, el cuerpo de conocimiento de la dirección de proyectos. Un libro que debería ser una referencia obligada para aquellos profesionales que tienen el encargo de gestionar un proyecto.

Los proyectos impulsan el cambio en las organizaciones y la dirección de proyectos permite a las organizaciones ejecutar proyectos de manera eficaz y eficiente. Para que esto sea una realidad, se debe valorar y profesionalizar a la persona encargada de liderar al equipo responsable de alcanzar los objetivos del proyecto.

La importancia y el valor de profesionalizar a los directores de proyectos

Según las definiciones tradicionales, la dirección de proyectos no se considera una profesión. Me resulta increíble que esta disciplina no se enseñe como materia obligatoria en varios semestres de las universidades o inclusive que no haya una carrera específica para graduarte como un director de proyectos profesional.

Si los proyectos hacen posible la creación de valor e impulsan el cambio para las organizaciones, ¿por qué la dirección de proyectos sigue sin profesionalizarse?

El pensar de muchas organizaciones es que se puede dirigir proyectos sin la necesidad de un profesional específicamente preparado para la tarea. Quizá sí. Grandes proyectos de la humanidad, como la construcción de las pirámides, se llevaron a cabo sin un director de proyectos profesional.

Pero si está disciplina se ha ido enriqueciendo a través de los años por qué no usarla. Por qué te negarías a usar el cinturón de seguridad cuando lo tienes a tu disposición, simplemente por necedad.

Es momento de que las organizaciones dejen de llevar sus proyectos de forma intuitiva, que adopten las buenas prácticas de la disciplina y que desarrollen a sus directores de proyectos para que pasen de lo empírico a lo profesional.

Ya es hora de contar con Directores de Proyectos Profesionales

¡Ok, capacítemos a un grupo de personas y que obtengan su certificación PMP®!

Momento, ese no es el mejor camino para seguir. Si realmente queremos un cambio que nos derive en proyectos más exitosos y mayor valor para la organización, no podemos tomar el camino fácil.

Si mandas a todo mundo a capacitar y buscar su certificación puede pasar de todo, menos lo que realmente buscas. Las personas seguramente no valorarán la capacitación y por lo tanto no se esforzarán por realmente obtener la certificación.

Además, en caso de que una persona llegue a certificarse, te pregunto, ¿es suficiente para profesionalizar la dirección de proyectos de tu organización? Es claro que la respuesta es no.

Para pasar de proyectos gestionados de forma empírica, con problemas de retrabajos, desviaciones y constantes fracasos, a proyectos gestionados profesionalmente que sean exitosos, se requiere un cambio organizacional que, por supuesto incluirá la capacitación, pero no como único componente.

¡Quiero comenzar el camino de la profesionalización!

Para que este artículo no sea solo un mensaje de: “no te vayas por el camino fácil” y puedas alcanzar a ver que sí hay mejores soluciones, te comparto un par de pasos que podrías seguir para arrancar.

1- Analiza tu contexto actual. Si partimos de que no hay una receta a seguir, de un paso a paso que te garantice el éxito y que sea aplicable a todas las organizaciones, lo primero que debemos hacer no es buscar afuera de la organización si no hacer un análisis adentro.

Analiza y lleva un registro de cuántos proyectos se llevan en tu organización, cuál es la tasa de proyectos exitosos, si llevan un marco de dirección de proyectos común o por lo menos similar, o definitivamente cada quién dirige su proyecto como mejor le parece. Identifica también quienes son esas personas clave que al igual que tú están interesadas en evolucionar la manera en que se llevan los proyectos en tu organización.

2- Inicia un proyecto. A partir de la situación actual de tu organización, inicia un proyecto que tenga por objetivo profesionalizar la dirección de proyectos. Esta iniciativa tiene dos propósitos. La primera es por supuesto cumplir el objetivo del proyecto. La segunda es comenzar a utilizar las buenas prácticas en dirección de proyectos.

Estos dos pasos incluyen una gran cantidad de trabajo, no tienes por qué llevarlo a cabo en solitario, en Proyectum contamos con años de experiencia y expertos en la disciplina que han ayudado a cientos de organizaciones a profesionalizar su dirección de proyectos.

Si quieres comenzar contigo y convertirte en un verdadero director de proyectos profesional, nuestro grupo de asesores te puede recomendar cuál es la mejor opción de capacitación. Partiendo de un análisis de tu experiencia y tu situación actual.

Cuenta con el respaldo de Proyectum para tu profesionalización en dirección de proyectos, ya sea a nivel personal u organizacional.

Conclusiones

Mientras cualquiera pueda decirse director de proyecto, sin tener en cuenta la capacitación o la certificación, será imposible crear una ocupación que pueda reclamar el estatus de “profesional”.

Dejar de lado la intuición y el azar y comenzar a utilizar buenas prácticas probadas por muchos directores de proyectos alrededor del mundo, en distintas industrias, ayudará a que los proyectos cumplan su objetivo, crear valor e impulsar el cambio para las organizaciones.

Referencias:

PMI.org

Comentarios

comentarios

Volver