Volver

El tsunami de cambios en el que navegamos

| 3 Enero, 2019 | 0 Comentarios
Tsunami de cambios

Por: Omar García Yañez, Fernando Espinosa Vizcaíno y Jorge Valdés Garciatorres

“Puedes tener miedo al cambio, o puedes darte cuenta que está sucediendo y aprovecharlo”

Peter Diamandis.

Con el inicio de un nuevo año, como muchas personas y empresas,  nos hemos dado el tiempo para reflexionar sobre los acelerados cambios que están sucediendo a nuestro alrededor, en los negocios, la tecnología, el medio ambiente y la política, entre otros.

En medio de esta reflexión nos llegó un correo de Peter Diamandis que, nos sirvió como inspiración en nuestro proceso de reflexión y se ajusta como anillo al dedo a las múltiples conversaciones que hemos tenido en el equipo de Proyectum en días recientes. Este correo es parte de un newsletter que envía continuamente Diamandis y que en esta ocasión nos menciona algunas de las cosas positivas y negativas que sucedían hace 100 años, en 1919, para darnos una perspectiva de la tremenda evolución que se ha producido en los últimos años, y de cómo cada vez, estos cambios son más acelerados en todos los aspectos del quehacer humano.

Para aterrizar las ideas y seguir la conversación de estas reflexiones nos pusimos a escribir colaborativamente este texto.

Estamos en medio de un tsunami de cambios, las organizaciones que no se quieran ver irremediablemente marginadas, tendrán que desarrollar nuevas capacidades, tendrán que contar con colaboradores que sean más especialistas – generalistas (como dice la literatura de Scrum), que sean más creativos, que naturalmente puedan colaborar en equipos de manera presencial y remota y, sobre todo, tendrán que desarrollar la capacidad de aprender colectivamente más rápido que sus competidores.

Ahora, el juego ha cambiado, no se trata de ser el más grande, ni siquiera se trata de ser el más barato o el más rápido. Se trata de poner al cliente en el centro de la organización y hacer que ésta gire alrededor de él, se trata de entregar valor continuo y constante de manera anticipada, a través de dosificar el trabajo (desescalarlo, si nos permiten) y de desarrollar la capacidad de trabajar con enfoque balanceado entre control y autonomía en redes de colaboración multidisciplinarias.

Por eso, tenemos que poner atención a lo que dicen algunos prestigiados empresarios y analistas como, Peter Diamandis quien menciona que “…todos los aspectos de cómo vivimos nuestras vidas cambiarán en la próxima década” o como Andrés Oppenheimer que en su más reciente libro cita que el 47% de los empleos serán reemplazados por robots o computadoras inteligentes, (esto basado en un estudio de la Universidad de Oxford), y en función de ello, plantearnos algunas interrogantes:

  • ¿Cómo se pueden enfrentar estos desafíos?
  • ¿Qué puedo hacer para que mi empresa esté mejor preparada?
  • ¿Cuándo es el mejor momento para cambiar?
  • ¿Qué nuevas competencias se deben desarrollar en la organización?
  • ¿Quién debe involucrarse?
  • ¿Cuánto tiempo y dinero se debe invertir?

Creemos que parte de las respuestas las podemos contestar mirando hacia atrás, por ejemplo,  compartimos un fragmento del discurso que dirigiera Leon C. Megginson en la convención de la Southwestern Social Science Association allá en el año de 1963 y que pensamos que está más vigente que nunca.

“Sí, el cambio es la ley básica de la naturaleza. Pero los cambios producidos por el paso del tiempo afectan a individuos e instituciones de diferentes maneras. Según el Origen de las especies de Darwin: No es la más intelectual,  ni la más fuerte de las especies la que sobrevive; sino la especie que sobrevive es la que mejor puede ajustarse y adaptarse al entorno cambiante en el que se encuentra.

 Aplicándonos este concepto teórico como individuos, podemos afirmar que la civilización que es capaz de sobrevivir es la que mejor y más rápido se adapta al entorno físico, social, político, moral y espiritual cambiante en el que se encuentra.”

Quizás no haya una respuesta absoluta a todos estos cuestionamientos, lo que sí sabemos con certeza es que, tenemos que cambiar la forma en que se percibe el trabajo. Es necesario desarrollar una nueva mentalidad y en Proyectum nos hemos preparado (y seguirémos haciéndolo), para acompañar a nuestros clientes en esa travesía.

Como dice el proverbio chino “Ante los vientos del cambio, algunos edifican murallas, mientras que otros constuyen molinos”. Nosotros, en Proyectum, somos de los que construimos molinos y queremos aprovechar las oportunidades que este nuevo mundo seguramente traerá para todos nosotros. Por esta razón, en el segundo semestre de 2018 estuvimos desplegando cambios trascendentes en nuestra organización. Generando nuevos productos y servicios con el fin de estar mejor preparados para continuar navegando en el tsunami de cambios que estamos y seguiremos enfrentando.

Como resultado, cerramos el año con nuestra primera edición del curso Fundamentos de Agilidad de Negocios, el cuál en este año vamos a impulsar con fuerza, para que las organizaciones y las personas se mantengan vigentes y comprendan que el cliente es la razón de ser de las organizaciones, por lo que todos nuestros esfuerzos deben estar alrededor de y para ellos.

Si deseas conocer de qué va esto de la Agilidad de Negocios, te invitamos a ver el siguiente video de nuestro webinar donde hablamos de este tema tan apasionante.

https://vimeo.com/312362508

Finalmente, a nombre de todo el equipo Proyectum queremos desear a todos ustedes, nuestros queridos lectores, un 2019 pletórico de salud y sabiduría, para enfrentar estos desafíos que los harán crecer como personas y profesionales.

Comentarios

comentarios