Volver

Liderazgo y Estoicismos en tiempos de crisis

| 20 abril, 2020 | 0 Comentarios
Liderazgo estoico

Por: Alejandro Huerta Zamacona.

Si bien la vida y los negocios transitan en un escenario de constante cambio e incertidumbre todo el tiempo, es en los momentos de crisis donde la incertidumbre se vuelve aún más presente y donde la necesidad de un liderazgo fuerte y determinado es más importante que nunca. En estos tiempos de pandemias y tribulaciones a nivel mundial es fundamental reflexionar en torno a la idea de liderazgo en tiempos de crisis.

Normalmente las crisis acontecen de forma inesperada, es una situación que llega de forma que nadie había previsto, es por eso el gran impacto que tienen dichos fenómenos en las sociedades y organizaciones. Las crisis cambian la manera “normal” en cómo se suceden los acontecimientos y plantean un reto para las organizaciones de todo tipo, sobre todo a nivel psicológico de los equipos y las personas dentro de una organización.

El estrés, la ansiedad, el miedo son emociones muy comunes en los equipos de trabajo al momento de afrontar una crisis, un buen líder deberá saber cómo gestionar esos momentos emocionales por los que transita su equipo con un estado de tranquilidad, calma y estoicismo, pero ¿qué es el estoicismo y cómo pude ayudarnos en pleno siglo XXI en medio de una crisis a nosotros como líderes de proyectos? Para esto quiero traer a colación a los estoicos y explicar un poco de sus ideas.

El estoicismo es una escuela filosófica que basa sus ideas en la moral del hombre, surgió en la antigua Atenas en el año 301 A.C su fundador fue Zenon de Citio, pero sus exponentes más conocido son Seneca y Marco Aurelio. El punto de partida de la ética estoica es que la verdadera felicidad depende únicamente de nosotros mismos.

Estas ideas son las que convierten al estoico en un personaje inexpugnable. Ahora bien, la ataraxia es un concepto estoico que significa ausencia de tribulación, es decir, la ataraxia para los estoicos es el estado del ser donde hay un equilibrio mental y físico resultado del control de los deseos no necesarios que nos permite tener fortaleza frente a la adversidad. En pocas palabras, es un estado de ánimo que se caracteriza por mantener la tranquilidad y la paz, controlando los hechos, los temores y exceso de pasiones en cualquier situación.

Por lo tanto, para el estoicismo, la ataraxia consiste principalmente en adecuar los deseos y estados mentales propios a la “racionalidad de la naturaleza”, es decir, al estado de cosas naturales que se dan en cada situación particular (configuración de cada hecho particular) aprendiendo a diferenciar las cosas que dependen de la propia persona de las que son independientes de ella. Personajes históricos que tuvieron que afrontar situaciones de crisis muy difíciles han hecho eco de estas ideas estoicas. Winston Churchill en la segunda guerra mundial guiando al pueblo británico con templanza y mostrando siempre una imagen tranquila y firme es el ejemplo perfecto.

Retomar estas ideas milenarias de los estoicos puede ayudarnos a transitar la incertidumbre en momentos de crisis como los que ahora estamos pasando. Ahora me gustaría hablar un poco sobre las características de un buen líder en momentos difíciles.

Un líder en tiempos de crisis es un facilitador estoico que anticipa los cambios y dota de recursos tanto mentales, emocionales y físicos a su equipo de trabajo para mantener cierta “normalidad” a través de la crisis. Por otro lado, debe mantener la calma y transmitirla a su equipo, es en momentos de crisis cuando más se necesita de templanza y buen ánimo ante la situación. Sé que se dice fácil y que al momento de la crisis puede ser muy complicado mantener la templanza, pero si se tiene claro qué habilidades y estados de ánimo se necesitan para afrontar una crisis puede ser más fácil lograrlo.

Ahora bien, se debe tener siempre un pensamiento racional y analítico para analizar toda la información que tengamos a disposición sobre la situación para poder tomar una decisión. Un buen líder enfoca sus energías en objetivos a corto plazo ya que en situaciones complejas es preciso destinar los recursos a aquellas tareas críticas e inmediatas que contribuyan a asegurar la supervivencia.

Del mismo modo, un líder mantiene una actitud optimista para dar el ejemplo a su equipo. Para desarrollar un sentimiento optimista en tu equipo debes enviar mensajes positivos que superen el desánimo y pesimismo que pueda existir en algunos miembros del equipo. En tiempos de crisis sería conveniente tener ciertas habilidades para transitar esos momentos difíciles que a continuación te comparto:

Adaptabilidad: Para enfrentar la situación, los líderes deben mantenerse bien informados tanto del entorno interno como del externo para interpretar la información y ejecutar un plan de acción para transitar por el estado de crisis. Un buen líder sabrá cómo adaptarse al momento de crisis y sacarle el mejor provecho.

Análisis de riesgos: los riesgos siempre están presentes en todo momento, por eso un buen uso de técnicas de análisis de riesgos como el análisis cualitativo de riesgos en momentos de crisis es fundamental para la toma de decisiones. Tener una actitud de prevención y respuesta en momentos de crisis es una labor indispensable para un buen líder.

Empatía: La empatía es básica para lograr el compromiso, la motivación y la colaboración de tu equipo de proyecto. La empatía suscita el respeto, el apoyo y favorece a los vínculos interpersonales. Además, una lectura empática de la situación provee al líder de información valiosa sobre las expectativas y necesidades de todas sus audiencias: colaboradores, clientes y stakeholders.

Templanza: Es la virtud que nos permite mantenernos moderados y equilibrados en el uso de recursos y toma de decisiones, si el líder mantiene la templanza el equipo se sentirá más seguro y podrá realizar su labor ya que sabrá que el líder tomará las mejores decisiones de manera moderada y equilibrada.

Comunicación: La comunicación clara, concisa, honesta y congruente da la seguridad y la transparencia que se necesita para definir la estrategia de acción y establecer un camino. Así mismo, reduce los rumores que aportan al desconcierto y desmotivación de los colaboradores.

Persuasión: Si el líder ha sido capaz de hacer una lectura del escenario de crisis, ha identificado los riesgos potenciales, ha escuchado a sus diferentes audiencias, ha ideado un plan de acción y ha sido congruente entre aquello que comunica y aquello que hace, la persuasión vendrá de forma natural. Al ser parte íntegra del proceso, el equipo logra identificarse con el propósito del cambio y estará listo para comprometerse con la dirección hacia la acción.

Hoy estamos transitando por un momento de la humanidad trascendental que será recordado por generaciones en el futuro, piensa cómo tú, como líder de proyecto en tu organización, puedes colaborar en que estos momentos de crisis e incertidumbre sean más llevaderos para tu equipo de trabajo y para todas las personas que te rodean. Espero que este artículo te auxilie un poco en este sentido y recuerda aplicar la Ataraxia de los sabios estoicos.

Referencias:

https://www.larepublica.net/noticia/el-liderazgo-en-tiempos-de-crisis

https://www.filco.es/guia-rapida-entender-estoicos/

Warren, James, Epicurus and Democritean Ethics: An Archaeology of Ataraxia, An archaeology of ataraxia, Cambridge classical studies, 2002

https://www.altonivel.com.mx/empresas/45719-como-ser-un-buen-lider-en-tiempo-de-crisis/

Ryan James, Estoicismo: Vive Una Vida De Virtud, CreateSpace Independent, 2018, 74 pg

Jimmie Powell, Estoicismo: Liderazgo, Disciplina, Sabiduría Y Ejercicios Espirituales de la Ética Estoica. Supere La Ansiedad, Depresión Y Las Emociones Destructivas Y Conviértase En La Mejor Versión de Usted Mismo, Independently Published, 2019, 128 pg

Comentarios

comentarios