Transformación Agil Fracaso
Comments: 0 0

Las transformaciones ágiles están condenadas al fracaso si no hay formalidad

Por más absurdo que parezca, muchos líderes actúan como si las grandes transformaciones de una organización se fueran a dar de forma natural. Como si el solo hecho de decretar que ahora vamos a ser una organización ágil, fuera suficiente para que se produzcan los cambios necesarios.

Las llamadas Transformaciones Digitales y Ágiles, han seducido a las organizaciones. Son el tema del momento. Sin embargo, es fácil darse cuenta de que las organizaciones, en la mayoría de los casos, solamente están luchando en su interior por tratar de aplicar cambios superficiales, que, en el mejor de los casos, producirán beneficios superficiales. La verdadera transformación, no tendrá éxito si la organización no le da la formalidad requerida.

¿Por qué una organización debe llevar a cabo una Transformación Ágil?    

Distintos frentes, como las disrupciones tecnológicas y la pandemia, hacen que el entorno de negocios sea incierto. Realizar una transformación ágil no debería ser vista como una moda a la que las organizaciones se quieren unir, sino como la guía para seguir avanzando en este Tsunami de Cambios y mantenerse vigentes a pesar de la incertidumbre.

Una Transformación Ágil le da la oportunidad a las organizaciones de desarrollar la capacidad para adaptarse y tener éxito en el cambiante mundo de negocios que vivimos.

Las empresas que siguen creciendo, a pesar del entorno de incertidumbre, han logrado captar e implementar la esencia de Ágil, por ejemplo:

  • Se enfocan en brindar valor al cliente. Un valor instantáneo, íntimo y sin fricciones con el cliente.
  • Trabajando con equipos pequeños, auto organizados y en ciclos cortos.
  • Con estructuras organizacionales en red en lugar de silos burocráticos con toma de decisiones de arriba hacia abajo.

Como dice Steve Denning: “Son las empresas que invierten en software mientras conservan las prácticas y estructuras de gestión de arriba hacia abajo del siglo XX las que fallan.

Se requiere formalidad en las Transformaciones Ágiles

Las transformaciones ágiles están condenadas al fracaso si no hay formalidad. ¿A qué me refiero con formalidad? Lo explico a continuación.

La Agilidad es un estado mental. Si estamos pensando en una Transformación Ágil de una organización, debemos contemplar el trabajar con prioridad, la forma de pensar  de los líderes de la organización. La alta dirección debe ser consciente de su estado mental actual, del estado mental ágil al que quieren llegar y trabajar en un plan formal que les ayude a reducir esa brecha.

Mentalidad Actual Agil

Les pido que nos detengamos a reflexionar el trabajo duro que implica esto. Cambiar la mentalidad. ¿Cómo logras que tus gerentes dejen de actuar como “jefes” y se conviertan en líderes serviciales? Es necesario trabajar a un nivel emocional profundo.

No podemos simplemente decir “ahora conviértete en un líder ágil”, porque esto, además de ser informal, simplemente puede no ser comprendido por una persona que lleva años trabajando bajo una forma de pensar y dentro de una organización con una cultura que le reforzaba esa mentalidad.

La formalidad a la que me refiero es involucrar a la alta dirección y aquellos líderes que tienen influencia social para movilizar un apoyo más amplio dentro de la organización. Ser conscientes del arduo trabajo que implica cambiar la mentalidad de las personas y la cultura de la organización. Y definir un plan que vaya más orientado a adoptar un conjunto diferente de actitudes, por encima de querer solamente implementar una metodología.

En Proyectum contamos con años de experiencia en toda América Latina, transformando organizaciones a partir de tomar en cuenta sus recursos más importantes, las personas. Si quieres que te ayudemos con tu Transformación Ágil o Digital, puedes escribirnos aquí.

Conclusiones

Las transformaciones ágiles no se dan por decreto. Se requiere el compromiso de la alta dirección para promover cambios que van a involucrar la adopción de nuevas formas de pensar, actitudes y valores. Sin dejar de lado, que también se van a requerir cambios en la estructura de la organización.

Más que implementar una metodología, se busca implementar un nuevo ADN, con la esencia de ágil, a la organización. Una transformación así, no es fácil. Y estará condenada al fracaso sino la abordamos con la formalidad debida.

Si quieres iniciar una Transformación Ágil a nivel personal te recomiendo que tomes nuestro curso Disciplined Agile Scrum Master, para desarrollar tu mentalidad ágil.

Referencias:

ProjectManagement.com

Forbes.com

Forbes.com

Comentarios

comentarios

Volver