Volver

Forever 21 ahora también forma parte del apocalipsis del comercio minorista

| 8 Octubre, 2019 | 0 Comentarios
Apocalipsis del comercio minorista

Por: Omar García.

Forever 21, la minorista de moda con sede en California, Estados Unidos, se declaró recientemente en bancarrota. La interpretación que se le puede dar a este hecho es, el resultado de no saber adaptarse a los cambios en los hábitos de consumo y al crecimiento del comercio electrónico.

Llevamos ya algunos años enterándonos de noticias nada agradables para la industria del retail, sobre todo en los Estados Unidos. Empresas como Macy´s, Sears y ahora Forever 21 han anunciado el cierre de tiendas debido a la caída en sus ventas.

¡Sálvese quien pueda!

De acuerdo con Andrés Oppenheimer, en su libro ¡Sálvese quien pueda!, este tipo de noticias no hacen más que confirmar que el comercio electrónico está rebasando a las tiendas físicas: “Tan solo en los primeros meses de 2017, habían cerrado -además de las 68 tiendas de Macy´s- 552 locales de RadioShack, 400 de Payless, 250 de The Limited, 139 de JCPenney, 108 de Kmart y 42 de Sears. Un estudio del banco Credit Suisse proyectaba que cerrarían 8,600 tiendas físicas en 2017 en Estados Unidos, más que las 6,163 tiendas que cerraron sus puertas en la gran recesión de 2008”.

Los fracasos de estás grandes tiendas están provocando el cierre de muchos centros comerciales, el mismo banco prevé que entre un 20 y 25% de los centros comerciales que hoy existen en los Estados Unidos van a cerrar en los próximos cinco años. “…Cada vez más centros comerciales suburbanos parecen ciudades desiertas.”, menciona Oppenheimer en su libro.

Basta con echar un vistazo a las imágenes publicadas en este artículo de Busines Insider para darnos cuenta del problema de esta industria, que ya es nombrado por muchos como el “apocalipsis del comercio minorista”.

Apocalipsis del retail

BusinessInsider.com: Fotos de centros comerciales abandonados en todo Estados Unidos

Y si las imágenes son impresionantes, nos debería impresionar aun más el número de personas que se están quedando sin trabajo a causa de este apocalipsis. De acuerdo con información publicada por The New York Times, Forever 21 pasó de emplear a 43,000 personas en 2016 a 32,800 en la actualidad, a este número se le restará la cantidad de colaboradores que se queden sin trabajo a causa del cierre de 350 tiendas.

Alrededor de 12 millones de trabajos en ventas al por menor están amenazados por Amazon en Estados Unidos”, se menciona en el libro de Andrés Oppenheimer.

Otro ejemplo de una industria que no se supo adaptar

Cuando presentamos ejemplos en nuestro curso de Agilidad de Negocios, de grandes empresas que no supieron adaptarse al cambio, mencionamos casos como Blockbuster y Kodak. Cuando hablamos de toda una industria que no ha sabido adaptarse al cambio, mencionamos a la industria de la música. Ahora tenemos otro ejemplo.

No será sencillo para la industria del retail escaparse de este apocalipsis, ya van tarde en sus esfuerzos por tratar de convertirse en tiendas electrónicas, Amazon lleva una amplia ventaja, por eso no es de extrañar que durante el mencionado 2017, mientras las tiendas minoristas cerraban, Jeff Bezos, la cabeza al frente de Amazon, se convertía en el hombre más rico del mundo.

Ya hemos mencionado como la Agilidad de Negocios busca que este tsunami de cambios, o en este caso, apocalipsis, no nos tomen por sorpresa, colaborando de cerca con nuestros clientes, escuchando y atendiendo su retroalimentación. El mundo está cambiando más rápido que nunca, y aunque sé que suena muy trillado, cuando vemos que empresas del tamaño de Forver 21 no se han sabido adaptar, me pongo a pensar que realmente son muy pocas las empresas que tienen la capacidad y la voluntad para adaptarse y aprovechar el cambio en beneficio de sus clientes.

La industria del retail apenas está comenzando en esta lucha por tratar de adaptarse, adicional a los duros golpes que está recibiendo de Amazon y el comercio electrónico, la realidad virtual se perfila para ponerle aun más complicado el panorama, pues la situación podría agravarse cuando esta tecnología se vuelva popular y podamos “recorrer” los pasillos de una tienda virtual sin necesidad de tener que salir de casa.

Así como las industrias y las empresas necesitan estar alerta de los cambios para seguir siendo relevantes ante los ojos de sus clientes y de la sociedad, nosotros como individuos tenemos la misma tarea.

Comentarios

comentarios